Inicio Biotecnología Biotecnología para controlar la enfermedad celíaca

Biotecnología para controlar la enfermedad celíaca

256
0
Compartir

En el momento en que un elemento extraño ingresa al organismo, el sistema inmunológico se alerta y genera los anticuerpos que se especializan para buscar y detener los antígenos que perjudican el cuerpo.

Dichos anticuerpos viajan a través del torrente sanguíneo y combaten contra los elementos extraños, ya que han sido creados para buscar una inconfundible señal. Aunque el sistema parece seguro, posee un punto débil, el cual consiste en que al igual que prácticamente todos los sistemas complejos, existe la posibilidad de fallar.

El fallo más grave que podría ocurrirle al sistema inmune sería que generara anticuerpos que agredieran las sustancias equivocadas.  

La biotecnología aporta soluciones

Debido a que el único tratamiento existente para los celíacos consiste en seguir de por vida una dieta sin gluten bastante estricta, una buena manera en la cual la medicina ayuda a quienes padecen esta enfermedad, suele ser controlando eficazmente la adherencia a dicha dieta.

Biotecnología para controlar la enfermedad celíaca

Aunque una nueva manera de control tiene lugar, gracias a la producción de anticuerpos A1 y G12, los cuales tienen la capacidad de detectar los GIP en la orina y heces de personas celíacas que consumen gluten. Y la detección de los GIP mediante estos anticuerpos ha logrado convertirse en una prueba categórica de que las personas con esta enfermedad han consumido gluten.

Anteriormente, la única manera en la que el doctor podía mantener la adherencia a la dieta del paciente bajo control, era mediante serologías y/o cuestionarios que no resultaban muy exactos a causa de que el anticuerpo anti-TG baja de nivel en el momento en que se ingiere una pequeña cantidad de gluten, incluso llega a ser negativo aunque se sufran efectos fatales en la mucosa intestinal.

Por otra parte, hay algunos pacientes celíacos que aunque cumplen esta dieta totalmente y no tienen la mucosa intestinal dañada, cuentan con serología positiva ya sea porque la disminución es demasiado lenta o debido a que existen otros factores que lo originan. El resultado consiste en que la mayor parte de los casos de serología, más del 75%, no atinan con el estado de la mucosa intestinal.

Si en lugar de buscar anticuerpos anti-TG en el suero sanguíneo, se rastrean los GIP en orina o heces, es posible hallar un modo más directo y más preciso para saber si se han cometido transgresiones específicas en la dieta sin gluten las cuales se vinculan, en su mayoría, con los resultados que se obtienen tras el estándar de oro, es decir, la biopsia intestinal.

La biotecnología aporta soluciones a padecimientos crónicos que requieren de un seguimiento, por eso los pacientes celíacos tienen la oportunidad de verificar el adecuado seguimiento su dieta y prevenir posibles problemas de salud generados por transgresiones de la misma.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here