Inicio Biotecnología Computadora biológica dentro del cuerpo, con la creación de un transistor de...

Computadora biológica dentro del cuerpo, con la creación de un transistor de ADN y ARN

156
0
Compartir
el uso de ordenadores biologicos dentro de un cuerpo

Los científicos están cerca de construir la primera computadora verdaderamente biológica, hecha a partir de moléculas orgánicas, y capaz de trabajar dentro de las células vivas de todos los organismos, desde los microbios hasta el hombre.

Los investigadores informaron de la creación de un transistor de ADN y ARN, las dos moléculas biológicas que almacenan la información necesaria para que los seres vivos se reproduzcan y crezcan.

El transistor biológico controla el movimiento de una enzima llamada ARN polimerasa, a lo largo de la cadena de la molécula de ADN.

El objetivo es utilizar los transistores biológicos, llamados transcriptores, para hacer computadoras biológicas simples pero extremadamente pequeñas, que podrían programarse para monitorizar e influir, en el funcionamiento de las células vivas.

Esto podría conducir a nuevos dispositivos biodegradables basados ​​en células vivas, que serían capaces de detectar cambios en el entorno, o vehículos microscópicos inteligentes, para administrar fármacos dentro del cuerpo, así como también un monitor biológico para controlar la cantidad de veces que una célula humana se divide, y así de esta manera, el dispositivo pudiera destruir alguna célula que se pudiera volver cancerosa.

Computadora biológica dentro del cuerpo, con la creación de un transistor de ADN y ARN

“Las computadoras biológicas se pueden usar para estudiar y reprogramar sistemas vivos, monitorizar ambientes y mejorar la terapia celular“, indicó Drew Endy, profesor asistente de bioingeniería en la Universidad de Stanford en California, quien dirigió el estudio publicado en la revista Science.

El año pasado, el Profesor Endy anunció nuevas formas de usar moléculas biológicas para almacenar información y transmitir datos de una célula a otra.

El último estudio agregó el tercer componente crítico de la informática, un transistor biológico que actúa como una “puerta lógica” para determinar si una pregunta bioquímica es verdadera o falsa.

Las compuertas lógicas son fundamentales para que una computadora funcione correctamente. En un entorno biológico, el uso del procesamiento de datos lógicos, es casi tan ilimitado como su uso en la informática electrónica convencional, dijo el Dr. Jerome Bonnet, un bioingeniero del laboratorio Endy, y el autor principal del estudio.

“Podrías probar si una célula determinada ha estado expuesta a cualquier cantidad de estímulos externos como la presencia de glucosa y cafeína, por ejemplo. Las puertas lógicas permitirían tomar la determinación y almacenar esa información, para poder identificar fácilmente las que habían estado expuestas y las que no”.

Los ordenadores biológicos han sido el sueño de los ingenieros electrónicos durante décadas, porque abren la posibilidad de una nueva generación de dispositivos ultra pequeños y ultrarrápidos que podrían incorporarse a la maquinaria de los organismos vivos.

“Por ejemplo, supongamos que podemos asociarnos con microbios y plantas para registrar eventos naturales o de otro tipo, y convertir esta información en señales fácilmente observables. Eso ampliaría en gran medida nuestra capacidad de monitorizar el medio ambiente “, dijo el profesor Endy.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here