Inicio Noticias El cannabis contra las células cancerígenas

El cannabis contra las células cancerígenas

10
0
Compartir
Las células cancerígenas se suicidan con el cannabis

El cannabis, también conocido como marihuana, está ganando paulatinamente un mayor reconocimiento dentro de la comunidad médica y está rompiendo activamente el estereotipo negativo que existe con ella, al considerarla únicamente como una droga dañina.

Investigaciones recientes sobre el uso del cannabis en la lucha contra las células cancerígenas, han contribuido en gran medida a este cambio de percepción, especialmente el trabajo de investigación de la Universidad Complutense de Madrid, en colaboración con el Instituto de Investigaciones Sanitarias San Carlos.

En el estudio descubrieron que el componente activo básico del cannabis, el THC, potencia y activa el proceso de autofagia, provocando la muerte de las células tumorales, frenando su avance y permitiendo al mismo tiempo que se estudien otras terapias para tratar la enfermedad.

Guillermo Velasco, investigador del departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad Complutense de Madrid, explicó, que habían descubierto uno de los elementos determinantes para que la activación de la autofagia conlleve a la muerte de las células tumorales.

El cannabis contra las células cancerígenas

En la investigación también han contribuido el Instituto de Química Avanzada de Cataluña, la Universidad del País Vasco, las universidades de Newcastle y Sunderland, el Centro de Investigaciones Biológicas, el Instituto de Biofísica, el Centro Danés de Investigación contra el Cáncer de Dinamarca, el Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas de Japón y el CIBERNED.

Las investigaciones han concluido, que la autofagia es el proceso con el que la célula recicla sus componentes. Este descubrimiento le ha dado a uno de sus descubridores, Yoshinori Ohsumi, el Premio Nobel de Medicina de 2016.

En sus estudios, los científicos utilizaron células de un tumor cerebral bastante agresivo, el glioma, y ​​lo han supeditado a dos tipos de tratamientos distintos para inducir a las células a la autofagia: uno en el que privaban a las células de nutrientes, y otro en el que suministraban THC.

En ambos tratamientos se estimulaba a la autofagia. En el primer caso, provocaba una protección de las células, pero en el segundo, desarrollaba una autofagia más destructiva al incrementar los niveles de los dihidroceramidas, unos lípidos que produjeron a la larga la muerte de la célula.

Estos estudios han demostrado, que puede ser muy útil para frenar el avance de células tumorales, y podría ser crucial, para buscar nuevos tratamientos y terapias de curación de esta enfermedad.

El departamento de bioquímica de la Politécnica de Madrid, hace más de una década que investiga la acción de los cannabinoides en las células tumorales.

Por otra parte, algunos estudios de investigación que incluyen ensayos in vitro y en animales realizados por investigadores del Centro Médico California Pacific, con base en San Francisco, también han demostrado que el CBD puede afectar a genes implicados en metástasis agresivas. Lo hace, al ayudar a cerrar los receptores de crecimiento celular.

Fuente:

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here