Inicio Alimentación eco El hecho de que sea ecológico no significa tengamos que vivir como...

El hecho de que sea ecológico no significa tengamos que vivir como los Amish

177
0
Compartir
mejoria en los productos ecologicos

Para Silvio Elías de Gispert de la cadena de supermercados Veritas, el alimento ecológico implica varias cosas de suma importancia, al adquirir cualquier tipo de alimento certificado y como tal, encontraríamos en primer lugar alta calidad, que no hay contenido de aditivos químicos, ni productos de síntesis y su fabricación no ha comprometido el bienestar animal o el medio ambiente.

El alimento ecológico es también garantía de salud, aunque una dieta de estos productos debe estar acompañada de otros hábitos saludables; muchos asocian lo ecológico con procesos de elaboración rudimentarios y por consiguiente un retroceso, en la práctica pueden darse cuenta de que no es así.

Consumir lo ecológico no es una decisión que se toma porque es lo que dictan las tendencias, lo actual; esto más bien está relacionado con un nivel de conocimiento del consumidor mucho más evolucionado que está consciente de que en definitiva se trata de mantenerse saludable, aunque no hay duda que si deciden colocar un plato con algún ingrediente ecológico principal, podría marcar alguna tendencia y hasta hacerse viral, pero no es esa la razón por la que se consumen estos productos.

El hecho de que sea ecológico no significa tengamos que vivir como los Amish

Es importante que el consumidor establezca una clara diferencia entre los pequeños movimientos que surgen en medio de los productos ecológicos, que dirigen a los usuarios a consumir uno que otro producto tal cual lo ofrece la madre naturaleza y no por eso este será saludable, lo ecológico implica producir alimentos sanos, no en especial para uno u otra dieta.

Si bien es cierto que métodos de producción agrícolas como los tradicionales, que implican el uso de químicos en los pesticidas y fertilizantes rindieron su buenos frutos, no menos cierto es que los estudios especializados apuntan a que el método de producción ecológico es el menos dañino y en consecuencia el más recomendable.

La presencia de la tecnología para avanzar en temas de ecología en esencial, van de la mano; no hay que confundir ecología con atraso.

Otro de los puntos controversiales es el consumo necesario de proteína animal, debido a que su consumo significa un gran impacto para el ambiente, desde el punto de vista ecológico las opciones hablan de consumo alterno de insectos, de carne roja y hasta de impresiones 3D de dicho alimento.

Otro de los paradigmas que hay que romper es que el consumo de productos ecológicos no significa gastar más en alimentación, se trata de tener una mayor nivel de conciencia sobre la propia salud y con el ambiente, lo importante es dar los primeros pasos para ir cambiando los hábitos por el bien de la humanidad y para un mundo mejor.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here