Inicio Noticias El impacto climático propaga virus transmitidos por mosquitos y garrapatas

El impacto climático propaga virus transmitidos por mosquitos y garrapatas

83
0
Compartir
Insectos peligrosos están colonizando todo el planeta

Es un hecho probado, que los mosquitos y las garrapatas transmiten virus a los seres  humanos. Pueden ser vectores directos sin huésped intermedio como los mosquitos, o con huésped intermedio como las garrapatas.

Actualmente debido al calentamiento global, se ha observado que la migración de mosquitos a lugares más cálidos, permite su adaptación a nuevos nichos y áreas.

Las precipitaciones, inundaciones y la humedad, crean áreas más viables para la reproducción más rápida  de vectores, ya que los huevos, eclosionan fácilmente, en climas cálidos.

Igualmente, la migración humana expone a las personas a virus a los que no son inmunes. A medida que las poblaciones migran en respuesta al cambio climático, traen enfermedades a nuevas regiones y áreas urbanas.

Esto contribuye a que los humanos estén expuestos a enfermedades como el dengue, chikungunya, zika, fiebre del Nilo occidental, fiebre amarilla y la encefalitis por garrapatas.

El impacto climático propaga virus transmitidos por mosquitos y garrapatas

Investigadores del Centro de Investigación Conjunta de la Comisión Europea, elaboraron un estudio titulado “Hacia el impacto del cambio climático: vectores que transmiten una infección viral”. El informe tiene como propósito, crear conciencia sobre el peligro en la propagación de los virus transmitidos por artrópodos, denominados arbovirus.

El Zika, es una enfermedad tropical propagada por los mosquitos Aedes, que también transmite el virus del Nilo Occidental, fiebre amarilla y dengue.

Desde su descubrimiento en 1947, en el bosque Zika de Uganda, el virus se ha extendido a muchas otras partes del mundo, convirtiéndose en una pandemia mundial grave.

El virus, que puede transmitirse de la madre al feto durante el embarazo, se ha relacionado con abortos espontáneos, muertes en recién nacidos y defectos congénitos como la microcefalia, así, como trastornos neurológicos como el síndrome de Guillain-Barré (GBS)

Los vectores de Aedes se reproducen en contenedores donde se recolecta agua dulce, y sus huevos pueden sobrevivir durante largos períodos en estado latente.

El virus de la encefalitis por garrapatas (TBEV), ha aumentado en diferentes países de Europa. Una de las especies proliferada es la garrapata Dermacentor reticulatus; con un alto índice de reproducción, resiste climas fríos y puede vivir en el agua durante meses.

La infección se produce a través de la picadura de garrapata, o al consumir productos lácteos no pasteurizados procedentes de animales infectados, que no cumplen estándares de seguridad de la UE. Favorablemente, la TBEV cuenta con una vacuna.

El estudio considera que hay varios mecanismos para controlar la propagación del Aede como los insecticidas, trampas, modificación genética y la reducción de posibles criaderos  de agua estancada.

Igualmente, advierten que su completa eliminación podría causar efectos negativos en la naturaleza, ya que forman parte de la red alimenticia de varias especies y participan en la polinización de plantas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here