Inicio Varios El movimiento ecológico se expande hasta las expendedoras

El movimiento ecológico se expande hasta las expendedoras

15
0
Compartir

La importancia de mantener con preservación nuestro medio ambiente es sumamente importante, porque de lo contrario no tendremos un lugar donde vivir. Al principio este mensaje no caló mucho pero hoy en día si está presente debido a los problemas que estamos teniendo.

Tal es su importancia que se ha convertido en toda una oportunidad de negocio que muchos están explotando. Los consumidores ya no queremos productos que dañen el ecosistema, sino que sean buenos y sean amigables con el ambiente.

Un ejemplo de ello son las nuevas máquinas expendedoras que también están entrando al mundo ecológico.

Se trata de las máquinas tradicionales que todos conocemos y que lazan productos una vez que hemos pagado, la única diferencia es que ahora dará un tipo de alimento sin sustancias químicas que cuida los recursos naturales.

Esto es muy emocionante porque los alimentos orgánicos comenzó por allá en la década de los 90 con un pequeño grupo de agricultores que trataban sus plantaciones y hortalizas sin pesticidas para no afectar el ambiente. Hoy en día esto es una industria que factura por encima de los 2.000 millones de euros al año.

Lo mejor de todo es que España es el mayor productor ecológico del viejo continente desde el 2014 según cifras oficiales, algo que tiene que llenarnos de orgullo.

Las tendencias de consumo indican que los clientes ya están más abiertos a este tipo de artículos, tanto así que el gasto per cápita anual ya va por los 46 euros, casi el doble que hace seis años.

Sin embargo, aún nos encontramos muy lejos de potencias como Suiza o Dinamarca, que pasan los 250 euros.

¿Qué significa esto?

Que somos un gran productor pero nuestros productos se van para el resto de países de Europa. En el norte el consumidor ya está educado sobre las nuevas tendencias en el procesamiento de alimentos, de manera que sabe reconocer cuándo  algo es ecológico y cuándo no.

Por este motivo es que el gasto anual es tan bajo en este rubro, además que aún no existe una gran oferta de alimentos ecológicos. Es necesario democratizar este mercado en España.

Una de las grandes cosas que hay que entender es que este sector va más allá de un alimento como tal sino que abarca todo tipo de productos como carnes, verduras, limpieza básica, higiene personal, etc.

Así llegamos a las máquinas expendedoras ecológicas, donde se venderá alimentos ecológicos amigables con el medio ambiente y no la chatarra que vendían antes.

Ahora podremos encontrar desde yuca, plátano, verduras, vegetales, frutas y mucho más. Las empresas se están asociando a varias ONG para posicionar estas máquinas en muchos hospitales y centro educativos para promocionarlos en los más pequeños.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here