Inicio Noticias Fetos humanos descubiertos en el almacén de una compañía de biotecnología

Fetos humanos descubiertos en el almacén de una compañía de biotecnología

25
0
Compartir
Encuentran varios fetos en el almacén de una empresa

Arthur Rathburn, propietario de International Biological Inc. en Detroit, Michigan, actualmente cumple una condena de nueve años en prisión. El jurado lo condenó por engañar intencionadamente a sus clientes sobre el alquiler de restos humanos infectados a asociaciones para cursos y demostraciones de entrenamiento médico, así como al envío ilegal de material biológico peligroso, entre los años 2000 y 2013.

Durante una redada en sus oficinas y almacenes, agentes policiales identificaron el cuerpo de cuatro fetos humanos en el segundo trimestre de embarazo, que pudieron ser producto de abortos ilegales. Nada de esto se mencionó durante el juicio a Rathburn por el que actualmente está cumpliendo prisión, y ahora que terminó, las autoridades se preguntan qué hacer con los restos de los bebés.

Los fiscales federales presentaron la solicitud de una orden judicial, para incinerar las partes de los cuerpos y devolver las cenizas a sus familias respectivas.

International Biological Inc., es una empresa de biotecnología que se ocupa de restos humanos con fines de investigación, por lo que es de esperar que partes del cuerpo humano estén presentes dentro de su recinto, sin embargo, las partes de los cuerpos estaban infectadas con enfermedades de hepatitis, sepsis y VIH.

Fetos humanos descubiertos en el almacén de una compañía de biotecnología

La venta o arrendamiento de restos humanos para investigación es inusual, pero en su mayoría legal. El fiscal federal John Neal, explicó que es un “campo muy importante” pero levemente regulado. Rathburn, fue acusado de exponer a las personas a una posible infección, aunque nadie hasta ahora, ha enfermado.

Los abogados defensores de Rathburn, James C. Howarth y Craig A. Daly, argumentaron que las víctimas del caso no sufrieron una “pérdida real” y eso justifica una sentencia más leve para su cliente.

En el juicio, un agente del FBI que estuvo involucrado en la redada en 2013 en el depósito de Rathburn en Detroit, indicó que vio partes del cuerpo almacenadas en tambores, manchas de sangre en el suelo y montones de moscas muertas.

Los investigadores dijeron que Rathburn, además de engañar a sus clientes, también tenía cabezas infectadas enviadas por aire desde Israel a los Estados Unidos. Las cabezas humanas cercenadas, se encontraban en condiciones insalubres y amontonadas en un congelador.

Los investigadores estuvieron varios días utilizando cinceles para separar el inventario, grupos de cabezas, piernas, órganos y torsos congelados se encontraron en enfriadores ordinarios.

El gobierno informó que el Centro de Recursos Biológicos en Illinois y Arizona, aceptó cuerpos para investigación y luego los puso a disposición de Rathburn, que actuó como intermediario. Muchas familias han presentado demandas, diciendo que no estaban al tanto del acuerdo. También se han preguntado si los restos incinerados que les fueron dados posteriormente, eran legítimos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here