Inicio Alimentación eco Investigación del IBR en tomates que toleran el frío en la postcosecha

Investigación del IBR en tomates que toleran el frío en la postcosecha

150
0
Compartir

Investigadores del Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario (IBR), realizan estudios relacionados con las técnicas de conservación utilizadas durante la postcosecha del tomate, con el fin de reducir pérdidas y asegurar la calidad antes de llegar al consumidor.

La postcosecha es la etapa comprendida entre la cosecha del producto y el momento en que este es utilizado o consumido. Esta comprende el transporte, almacenamiento, condiciones de refrigeración a que está sometido el tomate antes de llegar a su destino final.

Es durante esa etapa que la mayoría de los productos no logran madurar y se deterioran por completo, así lo comenta la Dra. Estela Valle, investigadora del IBR, que junto con la doctora Silvana Boggio, estudia los componentes moleculares por los cuales unas variedades de tomates son más tolerantes al daño por frío postcosecha que otras.

En la postcosecha se mantienen los frutos en sitios refrigerados a una determinada temperatura, para reducir su actividad enzimática, respiración, maduración y transpiración. Sin embargo, este proceso presenta desventajas al momento que se sacan de la refrigeración, porque pueden presentar un problema llamado daño por frío, su apariencia desmejora, no se maduran con uniformidad  y sufren de deshidratación.

Tomates sabrosos que toleran el frío

Explica Estela Valle, que el tomate después de ser cosechado en etapa verde-maduro, puede continuar madurando hasta que alcance su color y textura ideal.

Para la investigación se utilizaron las variedades Micro-Tom y Minitomato, ambas son tomates tipo cherry, que cosecharon en la etapa de verde maduro y luego fueron colocadas a una temperatura de 4º C durante un mes. Después de un tiempo en refrigeración, la maduración del Micro-Tom tardó un poco más que cuando se madura en la planta, pero se completó normalmente, mientras que el Minitomato se dañó por el frío.

¿Cuál es la diferencia para que una variedad haya respondido mejor que la otra con el mismo método de refrigeración?

La hipótesis de trabajó indica que los primeros días son cruciales, ya que en los tomates aparecen proteínas pequeñas de choque térmico que cumplen un papel en la tolerancia a la conservación en el frío. En base a lo anterior y a los fines de lograr invertir ese proceso, se disminuirá los niveles de estas proteínas en el Micro-Tom, para que se vuelva susceptible al daño por frío y en el Minitomato que es más sensible al frío, se le aumentará para que se vuelva tolerante.

Por otro lado, los especialista ya lograron hacer crecer tomates criollos durante todo el invierno, sin tener cambios en el sabor y nutrientes. Se estima aplicar el procedimiento a todas las variedades para evitar desperdicios y pérdidas de cosechas durante la época con temperaturas más bajas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here