Inicio Biotecnología La biotecnología y la arquitectura podrán convertir tu casa en un ser...

La biotecnología y la arquitectura podrán convertir tu casa en un ser vivo

11
0
Compartir

Una vivienda que respira, crece e inclusive se reproduce es una idea que parece imposible, pero la crisis del medio ambiente, ha llevado a los humanos a pensar cómo vivimos y construimos en nuestro entorno.

La ingeniería realizó una descomunal proeza, ‘la tecnología de construcción’, que hará que las edificaciones formen parte de la naturaleza. Expertos de las universidades de Northumbria y Newcastle fundaron un  centro de investigación para experimentar con este suceso. Ellos consideran que los edificios del futuro pudieran transformarse en seres que viven y respiran.

Ya se usan materiales naturales para construir, como madera de árboles o conchas de piedra y pudieran ser más. Una prueba fue reseñada en la revista “Scientific American” que mostró ‘el micelio’ la raíz del hongo, como un material que crece rápido en los trocitos de madera y sedimentos de café y cuyo desempeño es significativo.

En Nueva York hay una instalación Hy-Fi de 13 metros de altura construida con ladrillos de micelio

El problema sería diseñar una estructura donde este se mantenga vivo, se adapte y crezca. El plan de mice-arquitectura que dirige Lynn Rothschild de NASA, investigó tal posibilidad e imaginó hábitats que pudieran regenerarse.

Las grietas del cemento de una edificación regularmente son la señal que se acerca el fin. Al colarse el agua oxidaría las bases de metal que mantienen la estabilidad de la estructura. Por ello, los científicos comenzaron a experimentar con cemento que se cura por sí mismo.

Este método lo desarrolla un grupo liderado por Henk Jonkers de la Universidad Delft de Tecnología, que incorporó en la mezcla del cemento esporas bacterianas.

El agua al entrar por las grietas microscópicas reactiva las bacterias; reviviendo y activando un proceso químico que hace que los cristales nuevos de calcita prosperen y curen su superficie. Con esta técnica se le sumarían años al edificio.

Los rascacielos de cristal precisan ser revisados constantemente. Sus sistemas de aire acondicionado son como pulmones mecánicos que circulan el aire frío o caliente en sus habitaciones. Aunque puedes en cualquier momento abrir la ventana para ventilar naturalmente el recinto.

Hironshi Ishii en MIT creó un producto  que altera la forma del cemento al contacto con el agua

Infinidad de microorganismos rodean las áreas y se gasta en detergentes antimicrobianos que acaban con gran parte de este complejo ecosistema. Un equipo trabaja en el proyecto “Living Architecture”, creando una célula de combustible biológico que recogerá desperdicios domésticos, generando energía. La célula se integrará a los ladrillos acumulando el agua que sobre, convirtiendo las bacterias en energía química y los desperdicios en energía eléctrica.

Lo negativo de estos edificios vivientes es que irremediablemente morirán, pues tienen un ciclo vital. Pero derrumbarlos es costoso y contamina.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here