Inicio Noticias La controversial pesca eléctrica de arrastre que se prohibió hace casi 20...

La controversial pesca eléctrica de arrastre que se prohibió hace casi 20 años sigue siendo objeto de discusión

218
0
Compartir
La destructiva práctica de la pesca de arrastre

Con opiniones a favor y en contra, la pesca eléctrica de arrastre es objeto de discusión aun después de que en el 98 se prohibiera este método de captura, de hecho, el pasado martes nuevamente el Parlamento Europeo negó levantar la prohibición.

Pese a la mencionada prohibición de uso del método de pesca eléctrica de arrastre, la comisión europea permitió desde el 2006 y mediante excepciones legales, que unos cien barcos aproximadamente entre británicos, norteamericanos y holandeses aplicaran este método de pesca.

Mientras quienes conocen el método afirman que es sumamente perjudicial, ya que terminará por agotar los recursos que aún quedan y que están ya bastante perjudicados por la pesca industrial, los impulsores aseguran que se trata de una técnica por demás innovadora y que es una herramienta de lucha contra el cambio climático.

La diferencia entre la pesca de arrastre tradicional y la eléctrica, consiste en que la primera, los portones alcanzan el fondo marino y van levantando todo a su paso incluyendo los peces y otras especies para que puedan ser capturados y en el caso de la segunda, se colocan electrodos en la red y mediante las descargas eléctricas logran capturar las especies que se refugian en el fondo del mar.

La destructiva práctica de la pesca de arrastre

Los defensores de la pesca eléctrica de arrastre destacan que esta es menos dañina que el método tradicional, que minimiza la captura de otras especies e impacta menos el medio ambiente dado que se reduce el uso de combustible al llenar las redes de manera más eficiente.

No obstante hay quienes señalan que estas descargas eléctricas afectan por igual a todas las especies que estén en la zona de pesca, lo cual contradice uno de los argumentos anteriores, de hecho se han encontrado evidencias de cómo estas afectan a la vida animal.

Organizaciones pro ecología comentan que aún hay mucha desinformación en cuanto a las consecuencias para la fauna y flora marina de este método de pesca eléctrica, Greenpeace Holanda insta a continuar con las investigaciones al respecto y otras como Ecologistas en Acción ven con beneplácito que se establezcan normas claras sobre estos métodos de pesca.

Bloom es una de las asociaciones que se opone abierta y contundentemente a la pesca eléctrica de arrastre, de hecho han solicitado su prohibición por completo y afirman que si este método llega a los barcos de pesca industrial afectará profundamente a la ya maltratada pesca artesanal.

Bloom además denuncia que las recomendaciones científicas hechas a la Comisión Europea para que no se abrieran excepciones en el 2006, fueron deliberadamente ignoradas por esta, al tiempo, se han hecho de oídos sordos ante la reclamación de que el Gobierno holandés sobrepasó la cuota de pesca bajo este método.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here