Inicio Varios La importancia de la higiene en las salas blancas

La importancia de la higiene en las salas blancas

15
0
Compartir
chiusure industriali e porte rapide per Clean rooms realizzate su misura da BMP per le specifiche esigenze aziendali.
Una sala blanca es un espacio completamente cerrado para mantener unos niveles de contaminación muy muy bajos. El ambiente del interior de una sala de este tipo está sometido a unos rigurosos sistemas de control, tanto en lo que respecta a la iluminación como a los acabados, la temperatura y humedad, el flujo de aire o la presión y su distribución.
 
Las salas blancas son muy comunes especialmente en la industria farmacéutica, la alimentación, el sector sanitario o en el desarrollo de productos microelectrónicos. Aplicaciones que requieren que este tipo de salas ofrezcan un nivel de higiene por encima de lo normal, hasta el punto de ser conocidas también como salas limpias.
 
En este sentido, adquieren un gran protagonismo las puertas salas blancas. Estas puertas ofrecen las mejores garantías desde el punto de vista de la seguridad, pero además son herméticas, silenciosas y muy fáciles de montar. Es muy importante señalar que son puertas con una alta capacidad de sellado y una menor permeabilidad al aire.
 
La importancia de una puerta de calidad de este tipo en una sala blanca es tal que nos va a permitir disfrutar de un espacio totalmente aislado del exterior. De esta forma, se consigue que el control de la temperatura, la humedad y el nivel de contaminación del aire sea el más adecuado.
 
Al mismo tiempo, la velocidad de apertura y cierre de estas puertas posibilitan que el intercambio con el exterior sea mínimo. Son puertas que, por tanto, van a mantener los estándares de higiene y estanqueidad que necesitan las salas blancas al máximo.
 
Las puertas de las salas blancas van a repercutir de forma notable en su higiene. Un aspecto de vital importancia ya que la presencia de partículas contaminantes puede alterar los resultados de unas muestras analizadas, dañar la eficiencia de los productos o materiales utilizados, etc.
 
El cuidado de la higiene en estas salas es fundamental para preservar y garantizar la seguridad del producto final. Solo de esta manera se logrará la calidad exigida en la producción. Un riesgo que no solo podría traer consecuencias a los consumidores, sino también a la propia reputación de la marca fabricante o distribuidora.
 
En definitiva, la higiene en las salas blancas es de suma importancia para no alterar los controles rigurosos que se efectúan a cabo en ella. La limpieza del aire, los dispositivos, máquinas y herramientas de una sala blanca es clave para mantener un nivel de contaminación bajo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here