Inicio Varios La importancia de los juguetes educativos en los niños

La importancia de los juguetes educativos en los niños

42
0
Compartir

Los niños necesitan mirar, tocar, curiosear, experimentar, inventar, imaginar, aprender, crear, soñar… Diferentes impulsos que pueden conseguir jugando, de ahí que siga siendo una de las grandes actividades de la infancia. Jugar es, sin duda, una de las fuentes más importantes del progreso y el aprendizaje entre los más pequeños.

Los niños para jugar solo necesitan de las ganas para ello, el tiempo para hacerlo y un espacio para realizarlo. Pero, a su vez, requieren de una serie de juguetes para niños que serán el complemento o la herramienta necesaria para enriquecer aún más el juego de cualquier niño o niña.

Los juegos y los juguetes fomentan el desarrollo físico e intelectual del niño, promueven su creatividad y los preparan para vivir en sociedad. Las actividades lúdicas son la garantía perfecta para que los niños tengan una infancia saludable tanto a nivel físico como emocional. De ahí la importancia de jugar desde las edades más tempranas.

Los beneficios de los juguetes educativos

Tal y como acabamos de comprobar, jugar y divertirse es la base del desarrollo de los más pequeños. Es por eso que no debemos olvidar en ningún momento el enorme beneficio que produce en los niños los juguetes educativos. De todos ellos, habría que destacar especialmente los siguientes:

  • Los juguetes educativos son un estímulo para poner a prueba las habilidades de los niños
  • Motivan a los más pequeños a adquirir y a profundizar en diferentes cuestiones y habilidades que aún no conocen
  • Generan en los niños momentos de concentración
  • Contribuyen al desarrollo de sus habilidades físicas, psíquicas, cognitivas, emocionales y sociales y de una forma divertida
  • Potencian la autonomía y la autoconfianza

Los niños deben usar los juguetes didácticos específicos para su edad. Lo ideal es que, poco a poco, vayan desarrollando una habilidad concreta o un aprendizaje. Pero siempre y cuando surja esa necesidad y el niño muestre interés por explorar y profundizar en ese concepto a través de la diversión.

Nunca hay que imponer ningún juguete de tipo educativo si este no le divierte al niño. De lo contrario, no le prestará atención, jugará un par de días y luego se olvidará de él, lo usará para que no le digamos nada pero no con interés, etc.

En definitiva, los juguetes didácticos tienen una enorme importancia en el desarrollo físico y emocional de nuestros hijos. Y serán los padres los que deberán ir introduciendo estas herramientas acorde con las edades de los niños.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here