Inicio Alimentación eco La patente de Syngenta sobre los tomates, revocada tras oposición masiva

La patente de Syngenta sobre los tomates, revocada tras oposición masiva

120
0
Compartir

Gracias a una oposición masiva, la Oficina Europea de Patentes revocó oficialmente la patente EP1515600 que había concedido a Syngenta y le otorgaba todo el derecho de propiedad de unos tomates que originalmente fueron descubiertos en Perú y Chile, dándole un duro golpe al monopolio de patentes.

El invento de Syngenta

De acuerdo con el registro de patente EP1515600, Syngenta, uno de los líderes mundiales en agroquímica, se adjudica la invención de un tomate no transgénico con alto contenido de flavonoides usando las técnicas de cultivo tradicionales.

Sin embargo, el invento de la empresa Suiza no es más que el cruce de tomates cultivados originalmente en Perú y Chile.

Las semillas del tomate se llevaron a EEUU para su conservación. Esto permitió que Syngenta pudiera conseguir las semillas y posteriormente lo cultivara y lo declara como su invento.

La patente otorgada por la Oficina Europea de Patentes le da todos los derechos de propiedad a Syngenta sobre las semillas, los frutos y la planta. En este sentido, si un agricultor desea cultivar esta especie de tomates, deberá pagar a Syngenta para poder hacerlo.

Todo esto ocurre a pesar que la Ley de Patentes Europea prohíbe las patentes sobre variedades de plantas y sobre la reproducción convencional Ahora bien, la organización No Patents on Seeds  comenzó una campaña para hacer oposición en contra de Syngenta, apoyado por un gran número de ciudadanos.

Oposición vs Syngenta

Más de 65.000 ciudadanos de 30 países y alrededor de 32 organizaciones  apoyaron la oposición sobre la patente EP1515600 interpuesta por la organización la coalición No Patents on Seeds, la organización WeMove.

La masiva participación logró que la OEP revoque la patente a Syngenta. Este hecho demuestra que la comunidad organizada está dispuesta a proteger sus derechos y evitar que las grandes corporaciones se aprovechen de los menos favorecidos.

Y es que por un lado sería más caro para los agricultores adquirir las semillas y por otro lado deja menos alternativas para los consumidores, sin contar con el impacto negativo que genera  sobre la  innovación y biodiversidad agrícola.

Ahora bien, este no es único caso, la misma situación ocurrió con la patente EP1962578 fue revocada, gracias al apoyo del Gobierno de India.

Las acciones de los ciudadanos han logrado recuperar los derechos de los agricultores y proteger la innovación en materia agrícola. Sin embargo,  aún queda mucho por hacer ya hasta la fecha la OEP ha concedido más de 180 patentes y quedan más de 1400 solicitudes de patentes pendientes.

Las patentes pueden ser un arma en manos de multinacionales, que pueden hacer reclamos, impidiendo el cultivo de plantas convencionales.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here