Inicio Noticias Los dirigentes deben acabar con la desigualdad de la tierra

Los dirigentes deben acabar con la desigualdad de la tierra

264
0
Compartir

La desigualdad existente en América Latina ha quedado patente en el último informe de Oxfam. Es la región más desigual del mundo en cuanto al reparto de tierra. Columbia es la zona que peor parada sale, pues en menos de un uno por ciento de su territorio se concentra más del sesenta por ciento de la tierra productiva. Los hogares campesinos, que son la inmensa mayoría de la población de la región, tienen que luchar con las grandes plantaciones de otras zonas. Pero sin duda alguna si hay un sector de población que se ve afectado por estos hechos es el colectivo de mujeres, ya que las zonas que ellas trabajan son más pequeñas y de menor calidad.

Erradicar el modelo de producción actual, es la vía más rápida para acabar con la desigualdad

La solución a esta problemática no se puede efectuar sin actuar antes erradicar los conflictos sociales, ambientales y la lucha diaria del campesinado. Problemas que surgen como consecuencia del modelo productivo concentrado que se viene desarrollando en las zonas mineras y petroleras, además, de en las regiones de ganadería extensiva y de monocultivos. Ya que estos territorios se han hecho con el control de la zona. Encrudeciendo el panorama de las pequeñas familias campesinas, ya que los beneficios obtenidos queda en manos de las altas esferas empresariales y políticas, anteponiendo por tanto los intereses privados al bien de la ciudadanía.

Los gobiernos deben respetar los derechos de los pueblos sobre sus territorios

Los dirigentes tienen que trabajar en el Desarrollo Sostenible y para ello se hace de vital importancia realizar una redistribución de la tierra más equitativa y justa. Este nuevo modelo impulsará el crecimiento económico y limitará el poder del pequeño sector de la población que cuenta con grandes explotaciones.  Y esto solamente es posible si se empieza a luchar por garantizar los derechos de las personas y las comunidades.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here