Inicio Noticias Los estragos del cambio climático

Los estragos del cambio climático

165
0
Compartir

En la costa cantábrica ya se aprecian los efectos del calentamiento global. Según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), el verano dura dos semanas más que hace una década. Advierte que las provincias del norte de España serán más demandadas y atractivas por los viajeros que aman el calor.

Los registros de temperaturas en los últimos cincuenta años revelan que lentamente el Norte se parecerá al Sur.

En los meses estivales se percibe el contraste entre las zonas más frías y cálidas. Según la AEMET las temperaturas medias previstas para los periodos 1961-1990 y 1981-2010  en la Costa Sur,  el Sureste de España y Extremadura se conservan casi inalterables que el verano del territorio Cantábrico.

En A Coruña hace el mismo calor que en Ceuta

El mapa de temperatura para las estaciones de referencia muestra que la fluctuación se da en media península. Un dato que llama la atención es que la temperatura media de A Coruña desde 2008 a 2017 es parecida a la que hace 50 años se sentía en Cáceres o Ceuta. La AEMET considera que el cambio climático afecta tanto la primavera como el verano.

España en los 70 era un destino turístico inigualable por el atractivo de sus costas. Después de cinco décadas la nación continúa manteniendo su interés, pero el crecimiento gradual de las temperaturas muestra que lo que anteriormente marcaba el termómetro en Almería o Málaga, hoy es igual en Barcelona. Palma o Valencia marcan la temperatura de Murcia y Girona convertidas en el nuevo Cádiz, y Lugo en Teruel.

A nivel climático los datos no son estadísticamente significativos, sin embargo, ese desplazamiento hacia el norte se observa en los mapas de Köppen divulgados por la AEMET para enseñar la evolución del clima en tres fases.

En las zonas del sureste peninsular, valle del Ebro y Castilla-La Mancha el clima es semiárido. Como la precipitación es inferior a la evapotranspiración permitida la Estepa fría se acentúa y puede deberse al aumento de la temperatura y las pocas precipitaciones. En la costa oeste de Galicia la estación seca está desapareciendo, dando paso al clima del litoral cantábrico.

Revela AEMET que durante los últimos diez años la subida acelerada de la temperatura se debe a que los años más cálidos se registran en el siglo XXI y se ha comprobado. Los años más fríos se evidenciaron en los 70.  Dichos cambios son motivados a la distribución espacial de la población que llevó a urbanizar las costas y los incendios forestales.

Pronosticar el clima no es fácil, mucho menos adivinar el futuro. El científico James Lovelock autor de la Teoría de Gaia, hace más de diez años hizo predicciones con respecto al calentamiento global. Aunque después probó que a pesar de la alarma que produjo, las temperaturas de la Tierra no aumentaron como se esperaba.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here