Inicio Empresas BIO Nuevas Startups están ofreciendo nuevas alternativas ecológicas

Nuevas Startups están ofreciendo nuevas alternativas ecológicas

97
0
Compartir

Empresas recientes de futura expansión vienen desarrollando en Uruguay varios emprendimientos en el área ecológica, que han despertado el interés de los inversionistas y cuya iniciativa es valerse de recursos desechados para reutilizarlos.

Una de las startups está dirigida al poder aprovechar los desperdicios que dejan los pescadores para transformarlos en abono. La idea nació después del cierre de las fábricas que producían harina de pescado en La Paloma, Rocha, dando como resultado la empresa ‘Abono de mar’.

Esta empresa está fundada por una ingeniera en Recursos Naturales Renovables, un productor hortícola y la economista Cecilia de Soto, quien declaró que surge por la preocupación del Municipio local ante el olor que impregnaba al balneario cercano cuando los restos de pescado eran lanzados en sus alrededores, resultando muy positiva para los vecinos, productores y las autoridades.

Enrique Topolansky coordinador del Centro de Innovación y Emprendimientos de la Universidad ORT (CIE-ORT), expuso que este y otros proyectos ecológicos buscan cambiar una realidad que involucra la producción y el consumo aunque vayan en contra de valores arraigados en la sociedad, por eso se hacen difíciles de llevar adelante.

Hace falta arriesgarse y tomar decisiones. Actualmente la conciencia ambiental ha aumentado en la población joven, contrario a los de más de 50 años quienes la ven como algo aislado.

Reconoce que es riesgoso invertir en un eco emprendimiento por los fondos de inversión que aún son escasos.

Piensa que el país suramericano debería agrandar sus recursos para fomentar el tema verde, tal como lo hizo ‘Uruguay Natural’ con la transformación de desperdicios generados por la agricultura y  ganadería en recursos con valor agregado y la reducción de energía extraída del petróleo por la eólica.

Wabee Sabi también es una startup ecológica dirigida por un estudiante de contabilidad pública y un arquitecto que trabajan con la cera de abeja que los apicultores no utilizan. Ambos crearon un plástico lavable, reutilizable y antibacterial para envolver alimentos.

El arquitecto y uno de los creadores del proyecto, dijo que comenzarán con la comercialización de un pack del Wabee Sabi, que contendrá tres paños de varias medidas, después de lograr un acuerdo con la (ANII), Agencia Nacional de Innovación e Investigación.

La diseñadora industrial ZHU bambú

Asimismo, Analaura Antúnez, representante de ZHU que es una red o comunidad de emprendedores que ofrecen servicios de consultoría, capacitación y diseño del bambú o caña de tacuara,  indicó que ya están trabajando con este recurso natural por su fácil plantación, rápido crecimiento y transformación de su materia prima, usada en la construcción de textiles, carbón, papel, alcohol y muebles.

Destaca la importancia y su valor medioambiental, ya que un bosque de bambú genera más oxígeno que uno de árboles.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here