Inicio Alimentación eco ¿Por qué debemos comer carne ecológica?

¿Por qué debemos comer carne ecológica?

11
0
Compartir
ganado afectado por antibioticos

El término “orgánico” se refiere a la forma en que se cultivan y procesan los productos agrícolas. El ganado ecológico criado para el consumo de carne, huevos y productos lácteos, deben criarse en tierras orgánicas certificadas, tener acceso al aire libre y recibir alimento 100% orgánico.

En lo posible no se les deben administrar antibióticos, hormonas de crecimiento, ni subproductos animales.

Grasas más saludables

Cuando se trata de carne y leche, los productos orgánicos pueden tener aproximadamente un 50% más de ácidos grasos omega-3, un tipo de grasa saludable no saturada, que los productos producidos convencionalmente.

Estas diferencias pueden provenir de la forma en que se cría el ganado orgánico, que incluye una alimentación con pasto orgánico y con más tiempo al aire libre. Se cree que el cambio de productos convencionales a orgánicos, aumentaría la ingesta de omega-3 de los consumidores, sin aumentar las calorías totales o la grasa saturada.

Efectos de los antibióticos

Por qué debemos comer carne ecológica

La presencia de antibióticos en la carne no orgánica también es una preocupación potencial.

Los estudios sugieren que el uso de antibióticos en animales comestibles, podría causar cepas de bacterias resistentes perjudiciales para la salud humana, ya que los antibióticos en los alimentos podrían alterar el equilibrio de bacterias saludables en el intestino humano.

El ganado orgánico desarrollado sin antibióticos, son intrínsecamente más seguros. Las normas orgánicas no solo descartan el uso preventivo masivo de antibióticos, sino que los altos estándares de higiene, vivienda y bienestar, contribuyen a mantener a los animales saludables sin la necesidad de medicamentos.

Menos productos químicos utilizados

Las granjas orgánicas prohíben el uso de productos químicos artificiales, pesticidas y fertilizantes Los pesticidas sintéticos y los fertilizantes no se usan en la comida o el pasto. Los residuos de sustancias químicas persistentes como DDT, PCB, dioxinas y muchos plaguicidas se concentran en la grasa animal.

Los animales orgánicos no consumen alimentos que contienen pesticidas, por tanto, comer grasa animal orgánica reduce su exposición a estos productos químicos.

La agricultura orgánica funciona para lograr un equilibrio saludable del suelo, incluida la rotación de cultivos y otras técnicas para mejorar la fertilidad del suelo, sin controlar el medio ambiente, con la utilización de productos químicos.

Apoyar la economía de la comunidad

A medida que crecen las preocupaciones sobre la sostenibilidad de la producción de carne, muchas familias eligen comprarla a los productores locales.

Criar una variedad de animales en una granja de pequeña escala, ayuda a mejorar la biodiversidad y a ofrecer más opciones al consumidor. El consumidor, puede comprar directamente en la granja, lo que promueve las relaciones entre los miembros de la comunidad, fomenta un sentido de pertenencia y unión dentro de su zona.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here