Inicio Varios Ventajas de usar la biomasa como sistema de calefacción

Ventajas de usar la biomasa como sistema de calefacción

24
0
Compartir
biomasa

La biomasa es un biocombustible renovable y de balance neutro de CO2 que no ha sufrido un proceso de mineralización en formaciones geológicas como los combustibles fósiles. Una de sus principales características es que puede ser utilizado para la obtención de energía térmica y así cubrir la demanda de calefacción y refrigeración en viviendas.

La aplicación más común de aquellas instalaciones que utilizan biomasa como combustible para la producción de energía térmica consiste en la generación de calor y de agua caliente sanitaria. Lo que puede producirse empleando las estufas y calderas de pellets de Ecoforest, calderas de baja potencia o centralizadas y centrales térmicas.

Ventajas del uso de la biomasa como combustible

Utilizar la biomasa como combustible nos puede reportar una serie de beneficios a tener muy en cuenta.

Por un lado, hay que destacar que las emisiones que se producen por la combustión de la biomasa proceden del CO2 absorbido que forma parte de la atmósfera. Por tanto, no contribuye al cambio climático por emisiones de CO2, pero siempre y cuando sustituya a un combustible fósil.

A su vez, la biomasa es un combustible más económico en comparación con otros que a la postre resultan incluso más contaminantes. No obstante, hay que reflejar que la instalación de la calefacción de biomasa supone una inversión inicial mayor que el resto de combustibles, pero a largo plazo es mucho más rentable.

Precisamente, tanto la instalación como el mantenimiento de la calefacción por biomasa resultan en la actualidad muy sencillos gracias a los sistemas automáticos de control electrónico. En este sentido, también hay que indicar que este tipo de equipos de calefacción es de fácil limpieza.

Un sencillo mantenimiento nos asegurará además una alta resistencia al desgaste. Las calderas que utilizan biomasa como sistema de calefacción tienen una larga vida útil y pueden ofrecer un rendimiento energético en el punto de consumo que oscila entre el 75% y el 90% según el equipo.

Estamos, por tanto, hablando de que las calderas de biomasa tienen una eficiencia energética superior a las calderas tradicionales de gas y gasoil.

En resumen, la biomasa es un sistema de calefacción muy eficiente que presenta una serie de ventajas más que interesantes. Una fuente de energía inagotable que, además de producir niveles muy bajos de contaminación ambiental, ayuda a disminuir la dependencia de los combustibles fósiles mucho más contaminantes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here